LOS FRACASOS DETRÁS DEL ÉXITO

Toda buena idea necesita un plan, y para comenzar tienes que conocer los detalles de otras ideas relacionadas con la tuya, lo que en investigación se llama antecedentes. Si ya lo has hecho, seguramente buscaste las historias de éxito, y tiene sentido, quieres encontrar los ingredientes que la hicieron funcionar; pero, ¿Qué tal si también buscas las historias de fracasos?

The Ugly Truth

Las cosas generalmente no salen como esperas, puedes tener una gran idea y planificar cada detalle, pero realmente sabrás a qué te enfrentas cuando lo intentes. La verdad que muy pocos admiten es que detrás de cada éxito hay grandes fracasos, como lo demuestran las mundialmente conocidas historias de Bill Gates con Traf-O-Data, Steve Jobs con NeXT y Henry Ford con Detroit Automobile.Co.

En Fuckup Nights puedes encontrar muchas historias de fracasos profesionales compartidas en más de 264 ciudades y 80 países; también puedes crear un evento en tu ciudad o contar tu propia historia. Pero, What’s so great about boldly celebrating our worst blunders?, según lo explican sus propios creadores a BBC Capital, compartir tus fracasos en un entorno de apoyo, estudiar las experiencias y descubrir qué se pudo haber hecho de otra forma es una manera muy constructiva de afrontarlo y salir adelante.

Así que, toma tus historias de fracaso, aprende de ellas, compártelas si quieres y sigue en tu camino hacia el éxito. Prepara tus siguientes pasos estimando al menos 3 escenarios: el optimista, el pesimista y otro situado en medio de esos dos; así sabrás rápidamente qué debes hacer cuando alguno suceda, para accionar en lugar de reaccionar. Aprovecha cada experiencia al máximo y sigue adelante aunque debas volver a empezar.

A True Story

Hace unos días miles de personas viralizaron el tweet de Jasmine Scofield donde pedía ayuda para David Casarez a quien había visto en una esquina con un cartel escrito a mano “Homeless. Hungry 4 Success. Take A Resume”.

 

La respuesta fue mucho más allá de las expectativas de Jasmine o David, al día siguiente ya tenía más de 200 ofertas de trabajo, según el New York Post.

El mismo artículo indica que se graduó en “management information systems” en Texas A&M University y consiguió trabajo como desarrollador web en General Motors en Austin; luego se mudó a Silicon Valley para abrir su propia Startup en lo que invirtió todo su dinero hasta que no le quedó nada. Entonces comenzó a buscar trabajo, vivió en su carro durante un año hasta que lo perdió también y terminó durmiendo en un parque.

En ese momento, sin nada más que perder, decide pararse en una esquina con un cartel pidiendo ayuda, pero en lugar de limosna, su petición es que tomen un currículum y lo ayuden a conseguir un trabajo. Esa acción dice mucho de su carácter emprendedor, no quiere limosnas, sino una oportunidad para ganar dinero generando valor con su talento.

Esta historia no es sólo sobre un post viral, una buena acción o una innovadora forma de promocionarse, es también la historia de un emprendedor que tomó lo poco que tenía y dejó su zona de confort para perseguir su sueño. Como muchos, fracasó en el intento, pero se puso de pie y está buscando activamente una oportunidad para volver a comenzar.

Vemos tanto coraje en su historia, desde dejarlo todo y conducir hacia lo desconocido con unos pocos $ en el bolsillo para invertir en su idea, hasta pararse en una esquina con su corbata bien puesta y un cartel pidiendo que tomen su currículo. Tanto para el éxito como para el fracaso se necesita coraje, y eso es parte de lo que seguramente han visto en él las empresas que respondieron a su mensaje.

¿Tienes una historia de éxito o fracaso que quieras compartir?

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *